Los mejores trucos para enfriar el coche en verano

Enfriar el coche es una de las mayores preocupaciones en cuanto se acerca el calor. Todo el mundo conoce los consejos más obvios, como poner un parasol o simplemente aparcar en la sombra. Pero este artículo es para a quién no le queda más remedio que estacionar bajo el sol. A veces, aunque los rayos no incidan de forma directa en el vehículo, la temperatura del ambiente es demasiado alta.

Si quieres enfriar el coche en verano no basta con poner un parasol. Descubre los trucos que de verdad funcionan para no acabar derretido.

Trucos simples para enfriar tu coche en verano

Si encontrar una buena sombra en verano para estacionar el coche fuera tarea fácil, quizás estos trucos serían prescindibles. Pero la realidad es que no siempre se corre esa suerte, y menos en la época más calurosa del año. Además, que un coche esté aparcado en la sombra no significa que actúe como aire acondicionado. A veces, las temperaturas son tan altas que ni el mejor sitio a la sombra hará que tu coche parezca un horno con ruedas. Por eso, no está de más conocer los trucos más efectivos para dejar de pasar calor.

  • Cubrir el volante. A veces, la temperatura del vehículo es soportable y no genera sensación de calor extremo. Hasta que tocas el volante y es imposible agarrarlo. Para eso lo ideal es cubrirlo con algún trapo o toalla o con parasoles que tienen la forma del volante.
  • Mantas para los asientos. Tejidos como el cuero tienden a calentarse muy rápido en cuanto les da un poco el sol. Para no dar un brinco de lo que arde el asiento, una buena solución es taparlo con una manta o similar.
  • Abrir las puertas. Aunque queramos soluciones rápidas, esta es muy eficaz con un poco de paciencia. Lo único que hay que hacer es dejar las puertas abiertas unos minutos antes de entrar en el coche. Pero más efectivo es el truco japonés que te contamos en este artículo.
  • Aire acondicionado. Es imprescindible revisar el aire antes de emprender un trayecto, sea corto o largo. Si además colocamos unos paños húmedos en las rejillas podríamos conseguir que salga frío antes de lo normal y evitaremos también el aire caliente que lanza al activarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

28 + = 30