Conducir con nieve: los mejores consejos

Con la llegada del invierno bajan notablemente las temperaturas y se producen situaciones meteorológicas adversas como lluvia, nieve o heladas. Conducir con nieve o con la carretera helada, conlleva un gran riesgo. Por ello, es necesario saber muy bien qué hacer en esos casos y seguir los consejos para conducir el coche en invierno de manera segura.

conducir con nieve

Consejos para conducir con nieve

Ser previsor

Quizás se trate del consejo más importante para conducir con nieve en carretera. Antes de salir de casa, es necesario mirar la meteorología para poder anticiparse a posibles problemas. Además, en algunas ocasiones cierran carreteras o algunos tramos, por lo que se puede ahorrar tiempo sabiendo de antemano si una determinada zona está cortada o no.

Por otro lado, si se va a circular por carreteras nevadas es importante llevar cadenas por si acaso hay que utilizarlas. Llevar el depósito lleno, la batería de móvil cargada, ropa de abrigo y suministros también es bastante recomendable.

Neumáticos de invierno

A temperaturas inferiores a los siete grados es cuando los neumáticos de invierno alcanzan su máxima eficacia. Por lo que si se va a circular continuamente por zonas donde no se supere esta temperatura, lo ideal es poner los neumáticos de invierno.

Revisar los neumáticos continuamente, también es muy importante para evitar averías y los riesgos que suponen unos neumáticos en mal estado.

Conducir en marchas largas

Existe el falso mito de que en carreteras nevadas, hay que conducir con marchas cortas para evitar perder el control del coche, ya que supuestamente los neumáticos se adhieren mejor a la carretera. Pero esto, ¡no es así!. Cuando hay nieve en la carretera es recomendable circular con marchas largas, para evitar que se deslice el coche. En el caso de que sea automático hay que seleccionar la configuración más adecuada o utilizando las levas.

También es muy recomendable mantener una velocidad constante al conducir con nieve, y evitar los cambios continuos de marchas.

Evitar el freno del pedal

Utilizar el freno del motor, reduciendo marchas, es la forma ideal de disminuir la velocidad del coche en carreteras nevadas. En el caso de que se tenga que utilizar el freno del pedal, hay que hacerlo de manera suave y progresiva sin frenazos bruscos.

Conducir con precaución

Este es el consejo más obvio pero algunos lo suelen pasar por alto. En muchas ocasiones, aunque no lo parezca, la carretera suele estar helada. Por lo que es necesario reducir la velocidad, sobre todo en las curvas, y aumentar la distancia de seguridad con el vehículo de delante.

Por otro lado, a veces, existe mayor adherencia y tracción en zonas con nieve por las que no hay marcas de rodadura, ya que sobre ellas no ha pisado ningún coche aún y no se han formado capas de hielo que son más peligrosas.

Conducir con las carreteras nevadas puede ser peligroso si no se tienen en cuenta las advertencias y precauciones necesarios. Por ello, es muy importante seguir todos los consejos sobre cómo conducir con nieve.

Qué hacer en caso de perder el control al conducir con nieve

Ante un derrape en la nieve, hay que evitar pisar el pedal del freno ya que de esta manera se puede perder el control del vehículo. En estos casos, hay que girar el volante suavemente hacia el lado al que ha girado la parte trasera del vehículo y después ir enderezando el volante para recuperar la posición inicial.

Qué hacer si el coche queda atascado

Si los neumáticos han quedado enterrados en la nieve será necesario retirarla un poco para facilitar la salida del vehículo. Para iniciar la marcha, hay que hacerlo muy poco a poco, incluso se puede hacer en segunda para que haya más tracción. Como última opción, se pueden utilizar las alfombrillas del coche, colocándolas delante de los neumáticos.

Señales de tráfico al conducir con nieve

Estar atento a las señales es tan importante como cualquiera de los otros consejos. Fijarse qué indica cada una de ellas y seguirlas es importante para evitar situaciones peligrosas y anticiparse ante posibles situaciones.

En la cuenta oficial de Twitter de la Dirección General de Tráfico aparecen continuamente noticias sobre las condiciones meteorológicas que pueden influir en la conducción y el estado de las carreteras. Al igual que información relevante como el significado de las señales de tráfico o de los semáforos de nieve.

El significado de los colores del semáforo de nieve

El semáforo de nieve tiene cuatro niveles con un color cada uno, que indican el nivel de peligro en carretera.

El primero de ellos es el color verde. Este indica que la carretera es transitable pero con precaución. Además, exige una reducción de la velocidad. Prohibe circular a más de 100km/h en autopistas y autovías y a 80km/h en vías secundarias. Los camiones no podrán adelantar, por lo que solo podrán circular por el carril derecho.

El siguiente nivel es el amarillo que indica que la calzada está parcialmente cubierta por una capa de nieve o hielo por lo que habrá que extremar aún más la precaución. En este caso, la velocidad se reduce a 60km/h y los camiones y articulados no podrán circular.

Después esta el color rojo, que señala que el asfalto está totalmente cubierto de nieve. En esta situación son obligatorias las cadenas o en su caso, neumáticos de invierno, en la que la velocidad máxima será de 30km/h.

Por último está el color negro, donde no se podrá circular en ningún caso.

▶️ ¿Buscas un coche de ocasión o KM0? ◀️
👉  Ver anuncios de coches en Motoreto
👉 Recibir presupuestos con ofertas del coche que quieres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× 6 = 6