Los concesionarios pierden un 8% de visitas en el último año

concesionario oficial-motoreto

Buscar un coche en internet, antes de visitarlo, ha provocado un descenso de las visitas a los concesionarios, que han perdido un 62% de tráfico desde 2007

Los concesionarios pierden visitas paulatinamente. Y es que cada vez que los usuarios quieren un coche, prefieren pasar tiempo en internet para comprar y evaluar antes de ir a un concesionario, es una evidencia. Según un estudio realizado por Motoreto el pasado año entre potenciales compradores, un 78% de ellos declara que busca en la Red antes de ir a concesionario.

Esta tendencia se ha visto reflejada en las visitas que reciben los concesionarios y que la asociación Faconauto ha sacado a luz. En el último año, las visitas a concesionarios han caído casi un 8%, pasando de 7,6 fichas de media de clientes nuevos abiertas, a 7.

Pero si se echa la vista atrás, este dato aún es más sangrante. Ya que en el año 2007 el número medio de fichas de nuevos clientes que abrían los concesionarios era de 18,2, más del doble. Lo que supone una pérdida del 62% en 12 años. Siendo el periodo entre 2011 y 2013 los más devastadores, con una media de 4,4 por día.

Los concesionarios han perdido un 62% de visitantes desde 2007

Aunque la tendencia en los últimos años ha crecido, 6,4 en 2014, 7,3 en 2015, 7,4 en 2016, 7,6 en 2017 y 7 en 2018, lo cierto es que buscar coche en internet es la referencia para evaluarlo antes de la toma de decisión de visitarlo, y posteriormente de compra. Por eso, apostar por la seguridad en la información sobre lo que se ve, y la garantía del anunciante es clave en la venta de vehículos.

Según apunta Faconauto, “el concesionario sigue copando los momentos clave del viaje del cliente mientras que los momentos previos (investigación, comparación…) se concentran en internet, donde los concesionarios también están sabiendo ir a buscar clientes”.

Además, desde la asociación añaden a modo recomendación para los concesionarios que “tienen que digitalizar todos los procesos donde no se puede aportar valor añadido y centrarse en aquellos en los que el contacto personal con un profesional es insustituible y diferenciador para la experiencia del cliente. Los concesionarios tienen que trabajar duro para crear una gran experiencia de venta para llevarse el gato al agua”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

62 − 56 =