Los coches de la estrella del tenis Roger Federer

Roger Federer ha anunciado este jueves que se retirará del ATP Tour y de los Grand Slams, después de la Copa Laver la próxima semana en Londres. Y lo ha anunciado con este mensaje tan emotivo:  “Tengo 41 años. He jugado más de 1.500 partidos en 24 años. El tenis me ha tratado con más generosidad de lo que nunca hubiera soñado, y ahora debo reconocer cuando es el momento de terminar mi carrera competitiva”. Este jugador nos ha llenado de momentos inolvidables durante toda su trayectoria. Federer ya es una figura legendaria de la raqueta y, ahora que se retira definitivamente, podrá dedicarse a tiempo completo a conducir la magnífica colección de coches, en su mayoría Mercedes, que guarda en su garaje. 

Ahora que Rogfer Federer se retira definitivamente del tenis, tendrá tiempo de sobra para dedicarse a otra de sus aficiones; los coches.

En 2008 fue cuando Federer decidió formar parte de la compañía alemana, ganando de esta manera más de 4 millones de euros al año. Éstos son los modelos más destacados entre los coches de Roger Federer.

Roger Federer y su afición por los coches

  • El Mercedes AMG GTS: Este es el vehículo más famoso y destacado de Federer. Cuenta con un motor V8 de 4 litros y doble turbo de AMG, empujando 500 CV y con toda esa potencia yendo a las ruedas traseras. 

Con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos, se sitúa como un coche muy rápido. Sin olvidar su sonido demoledor. Con un precio de alrededor 110.000 €, es uno de los modelos más caras de su colección.

Se ha convertido en una de las opciones favoritas de cualquier estrella del deporte profesional. Especialmente en Europa, se considera un símbolo de estatus. Ruidoso, como procede en un coche de estas características. Federer optó por uno en color blanco. 

Este es uno de sus opciones preferidas cuando tiene que llenar el maletero con mucho equipo de tenis. Es un modelo muy común en Ginebra, por lo que seguro que el tenista no desentona cuando lo conduce por sus calles.

  • Mercedes AMG SLS: El único modelo del que ha tenido dos unidades. El más famoso es su roadster SLS blanco. Impulsado por un motor de 6.2 aspiración natural de un V8, tiene un capó que provoca un aspecto imponente. Esta versión se hizo como un tributo al 300SL original de ala de gaviota, un automóvil considerado por muchos uno de los diseños más atractivos de todos los tiempos. En una ocasión en que Federer fue visto en su coupé SLS rojo, el copiloto resultó ser Rafa Nadal.
  • Por último, su Range Rover SVR  es el único coche que no es un Mercedes. Un coche grande, con gran potencia y ruido ensordecedor. Goza de una puesta a punto muy deportiva, un chasis más rígido, una apariencia más deportiva y agresiva y, sobre todo, un motor V8 que alcanza los 575 CV de potencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

33 − = 31