Riesgos de conducir ebrio o con resaca

El alcohol es el responsable de más del 60% de los accidentes de tráfico en nuestro país. El año pasado casi la mitad de los fallecimientos en carreteras, el 45,5%, fueron causados por personas que conducían bajo los efectos del alcohol u otras sustancias estupefacientes. Por lo que es necesario concienciar a la población de los riesgos de conducir ebrio o con resaca. Aunque no lo parezca, esta última también se considera un peligro ya que hace que disminuyan nuestras capacidades.

riesgos de conducir ebrio

Riesgos de conducir bajo los efectos del alcohol

Aunque la tasa máxima de alcoholemia permitida en nuestro país es de 0,25 mg/l, cualquier milésima de alcohol en sangre puede ser perjudicial. Cada gota incrementa los riesgos de conducir bajo los efectos del alcohol y puede provocar desde una colisión leve hasta un accidente que puede causar la muerte. Además, dar una tasa mayor a la permitida puede acarrear una sanción desde los 500 euros o incluso convertirse en delito con penas de prisión hasta de 3 años.

Efectos del alcohol en la conducción

  • La capacidad de reacción disminuye notablemente. La capacidad de respuesta así como los reflejos, son mucho más lentos cuando se consume alcohol.
  • El alcohol afecta a los sentidos, sobre todo a la vista, lo que constituye un gran riesgo ya que a través de los ojos percibimos todo lo que ocurre alrededor.
  • El comportamiento del conductor se ve alterado. La confianza en uno mismo crece, lo que lleva a realizar actos que pueden ser un peligro para los ocupantes del vehículo y otros conductores o peatones.
  • La alteración de las destrezas y de las capacidades psicomotrices son otro de los riesgos de conducir ebrio o con resaca. Se pierde el equilibrio y no se coordinan correctamente las partes del cuerpo, lo que puede ocasionar situaciones peligrosas.
  • La capacidad de atención también se ve afectada. Baja la concentración y la atención en las señales de tráfico, semáforos y demás elementos de la carretera.

Riesgos de conducir con resaca

Aunque no está sancionado, conducir con resaca conlleva unos riesgos. Y en casos donde el cuerpo no está acostumbrado a la ingesta excesiva de alcohol se pueden encontrar restos varias horas después de haberlo consumido, incluso dar positivo en un control.

Efectos de conducir con resaca

La resaca afecta notablemente a la conducción y los riesgos de conducir con resaca son similares a los de conducir ebrio. La actividad del cerebro se realentiza por lo que la capacidad de respuesta es mucho menor. Además, según un estudio realizado por la Brunel University los conductores circulan a una velocidad hasta cuatro veces mayor. Y no solo eso, sino que no se respetan muchas de las señales de tráfico. La resaca también hace que no se sea conscientes de las propias limitaciones ya que no se actúa con plenas facultades. También afecta al sueño por lo que se puede sufrir somnolencia y fatiga.

Los riesgos de conducir ebrio o con resaca son bastante significativos ya que el alcohol puede provocar situaciones peligrosas al volante. Por ello, hay que evitar coger el coche cuando se bebe aunque hayan pasado varias horas.

▶️ ¿Buscas un coche de ocasión o KM0? ◀️
👉  Ver anuncios de coches en Motoreto
👉 Recibir presupuestos con ofertas del coche que quieres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

72 + = 80