Como limpiar el coche por dentro como un profesional

Limpiar el coche por dentro muchas veces supone una tarea incómoda e incluso desagradable cuando lleva mucho tiempo sin hacerse, ya que uno se puede llevar alguna sorpresa. Lo cierto es que la mayoría asocia limpiar el coche al simple hecho de hacerlo por fuera. Pero es fundamental limpiarlo por dentro, ya no solo para evitar la suciedad y los olores desagradables, sino también para evitar que se acumulen demasiadas bacterias, lo que puede ser perjudicial para la salud al pasar tanto tiempo dentro del coche.

Aunque limpiar el coche por dentro resulte una tarea poco apetecible, lo cierto es que es muy satisfactorio una vez se ha terminado y se ve todo limpio.

limpiar el coche por dentro

Los consejos de Motoreto para limpiar el coche por dentro

Lo primero de todo, las alfombrillas

Hay personas que lo hacen antes de limpiar la tapicería, pero desde Motoreto recomendamos quitar las alfombrillas lo primero de todo. ¿Por qué? Muy sencillo, después de aspirarlas, sacudirlas y limpiarlas bien, se quedan aireándose y secándose mientras limpiamos el resto del coche para después volver a sacudirlas bien por segunda vez y volver a ponerlas en su sitio. Además, probablemente se trata de la parte interior del coche que más suciedad acumula.

Entonces, como hemos dicho, se abren todas las puertas y se sacan las alfombrillas. Puede ser que las alfombrillas sean de tela o de plástico. Con las alfombrillas de tela lo que hay que hacer es sacudirlas primero, y aspirarlas después. Si además tienen alguna mancha o desprenden malos olores, se podrá frotarlas con un trapo húmedo. Si son de plástico, lo mejor es lavarlas con agua a presión y jabón y dejarlas secar unos 10 minutos al sol.

Los asientos y el suelo

Una vez retiradas y limpiadas las alfombrillas, que permanecerán por el momento fuera del habitáculo, les toca el turno a los asientos y al suelo. Lo primero de todo, será aspirar los asientos con especial atención para no dejarse ningún hueco, ya que las migas, el polvo y los pelos y pelusas suelen encontrar su hueco en todos los recovecos posibles y las costuras. Si hay mucho polvo y pelos en los asientos (suele pasar mucho cuando se viaja con mascotas), conviene ayudarse de un cepillo rígido además de la aspiradora.

Para repasar el suelo, basta con la aspiradora y muchas ganas para agacharse y no dejar ningún pequeño recoveco sin aspirar. No es muy común, pero puede ser que haya chicles o algún elemento pegajoso en el suelo o la tapicería del coche. Si esto ocurre, la mejor recomendación a seguir es utilizar una bolsa rellena de hielo para endurecerlo, y una vez se ha endurecido, rasparlo.

Si además, hay alguna mancha en la tapicería, conviene utilizar un paño húmedo con jabón neutro para limpiarlo, pero nunca echar el agua directamente sobre la tapicería, especialmente en tapicerías de Alcántara o cuero.

Limpiar los cristales por dentro

Los cristales no solo hay que limpiarlos por fuera, también son una parte muy importante al limpiar el coche por dentro. Además, los cristales se ensucian bastante por dentro con el paso del tiempo debido a distintos factores: el humo de los fumadores, la transpiración de los plásticos del coche, el polvo, e incluso las huellas de dedos o de adhesivos que se hayan colocado en las lunas por dentro.

Aquí existen dos opciones. Por un lado, se puede comprar un producto específico para los cristales del coche, que suele ser un poco más caro. Por otro lado, está la opción, más económica, de utilizar el limpiacristales de casa. En ambos caso la técnica de aplicación es bien sencilla: aplicar el producto sobre el cristal y retirar el líquido con una bayeta seca y, por supuesto, limpia.

No te olvides del salpicadero y el panel de instrumentos del coche

Por último pero no menos importante, no se deben olvidar todas las demás superficies del coche: salpicadero, cuadro de instrumentos, radio, y los conductos del aire acondicionado. Para estos últimos, vale con utilizar un aerosol compresor de aire frente a las rejillas del aire, y de esta forma se elimina la suciedad que se pueda almacenar aquí, evitando respirar las bacterias que pueda haber. Otro truco más casero es utilizar la aspirador, aunque seguramente sea menos efectivo. Para limpiar las demás superficies, se recomienda usar una bayeta seca y limpia y no dejarse ningún hueco ni ningún botón.

Y ahora… ¡terminado!

Después de todo el esfuerzo, el coche ya está en perfectas condiciones por dentro para pasar todas las horas que sean necesarias. Ah, y otra cosa importante…¡¡No olvidarse de volver a colocar las alfombrillas en su sitio!!

Si quieres conocer más consejos para limpiar el coche, no dudes en visitar nuestro post de 10 (+2) trucos caseros para limpiar el coche.

▶️¿Buscas un coche de ocasión o KM0? ◀️
👉 Ver anuncios de coches en Motoreto
👉Recibir presupuestos con ofertas del coche que quieres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

29 − = 23