¿Son los coches eléctricos realmente el futuro?

A principios de año, la Unión Europea ponía fecha límite a la fabricación de coches con motores de combustión gasolina y diésel. El objetivo es fomentar la movilidad sostenible con estrategias como esta o con planes de ayudas para la compra de vehículos con menor impacto medioambiental. Centrando sus esfuerzos principalmente en vehículos eléctricos que supuestamente son los menos contaminantes. Sin embargo, los expertos dudan de que el futuro esté en los coches eléctricos.

el-futuro-son-los-coches-electricos-los-expertos-lo-niegan

El año 2035 ha sido el elegido por la Comisión Europea para poner fin a la fabricación de los coches que desprenden más emisiones, es decir, aquellos con motores gasolina o diésel. Sin embargo, en un parque automovilístico donde la mayor parte de los coches son de combustión interna, este anuncio no ha tenido el recibimiento esperado. Sobre todo, teniendo en cuenta que también se espera que las emisiones en 2030, en comparación con 2021, se reduzcan un 55%. Incluso algunos políticos piden que se aumente dicho porcentaje hasta el 75%. Además, a esto hay que sumarle algunos objetivos para los años intermedios como un 25% para 2025 o un 45% para 2027. No obstante, estos propósitos en la teoría suenan bien, pero en la práctica la cosa cambia.

Los expertos no creen que el futuro esté en los coches eléctricos

TOM FUX, directivo de Toyota en Europa, en un entrevista para el ABC, habla abiertamente sobre la situación del sector y el objetivo de la Unión Europea de prohibir los coches de combustión interna en 2035. Como conclusión, se puede extraer que para él, el futuro no está en los eléctricos. Sino que se han de tener en cuenta otro tipo de propulsores como el hidrógeno o los combustibles sintéticos para lograr esa reducción de CO2 que piden las autoridades europeas.

Centrarnos únicamente en los vehículos eléctricos de batería no nos va a ayudar en su conjunto a reducir el CO2.

Tom Fux

Además, piensa que este ambicioso objetivo para 2035 no es factible y enumera varios aspectos a tener en cuenta.

Por una parte, el lado económico constituye una gran barrera de entrada para la mayor parte de la sociedad. Ya que el precio medio de un vehículo eléctrico nuevo en Europa roza los 40.000 euros. También cree que hay que tener en cuenta el aspecto geográfico, puesto que en ciertos países como Polonia donde prevalece la producción procedente de térmicas de carbón, los eléctricos no tienen tanto sentido. En cuanto al uso, tampoco cree que sean viables en sectores donde se utilicen vehículos de gran tonelaje o larga distancia. En estos casos, el hidrógeno o los combustibles sintéticos serían las mejores alternativas a valorar.

A todo esto, habría que sumarle el hecho de que no hay recursos suficientes para fabricar las baterías. Aparte de que el coste de las mismas cada vez se encarecen más.

A día de hoy, sabemos que el coche eléctrico es una ventaja evidente en cuanto a sostenibilidad ambiental se refiere. Sin embargo, como señalan los expertos, es necesario analizar detenidamente el entorno y tener en cuenta otros factores imprescindibles si se quiere cumplir los objetivos en el medio plazo.

¿Será el año 2035 el fin de los coches de combustión? ¿Los coches eléctricos son realmente el futuro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× 5 = 50