Las emisiones de los híbridos enchufables, a examen

En los últimos años, los gobiernos han fomentado e incentivado la compra de coches híbridos y eléctricos, que emiten muchas menos emisiones que los coches convencionales. Además, con las restricciones que ha impuesto la Unión Europea con el objetivo de reducir las emisiones, son muchas las marcas que se han adentrado en este mercado. Sin embargo, las emisiones de los coches híbridos enchufables son mayores a los que los fabricantes homologan.

emisiones de los híbridos enchufables

Emisiones de los híbridos enchufables

Hace unos meses eran las baterías de los coches eléctricos las que creaban polémica, ahora son los coches híbridos enchufables (PHEV) los que lo hacen. La principal diferencia entre los coches híbridos enchufables y los coches eléctricos, es que estos primeros, cuentan con doble motorización. Por un lado tienen propulsión eléctrica y por otro, combustión interna, lo que les hace tener una mayor autonomía. Sin embargo, es por ello que cuando el coche utiliza el motor convencional, que suele ser gasolina, contamina mucho más.

 Según T&E (Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente) las emisiones de los híbridos enchufables se sitúan entre un 28% y un 89% mayores a las que aparece en la ficha técnica y piden a la UE la retirada de las ayudas por la compra de estos vehículos.

“Los híbridos enchufables son falsos eléctricos, construidos para pruebas de laboratorio y exenciones fiscales, no para la conducción real”

Estas son declaraciones de la T&E basadas en las pruebas realizadas a un BMW X5 PHEV, Volvo XC60 PHEV y a un Mitsubishi Outlander PHEV. Argumentan que apenas circulan en modo cero emisiones durante el día a día, y que contaminan lo mismo que cualquier coche convencional con etiqueta C, aún teniendo la etiqueta Eco.

Eliminación de las ventajas fiscales para los PHEV

Puesto que según está federación, los gases contaminantes que realmente emiten se sitúan por encima de lo que homologan en sus fichas técnicas, llegando a contaminar hasta 8 veces más, la T&E pide que se retiren las ayudas y bonificaciones fiscales por la compra de este tipo de vehículos. Es decir, que queden fuera, por ejemplo, del Plan Moves II y que no se beneficien de las ventajas de un coche con etiqueta Eco.

Esta organización pretende que solo se den ayudas a los híbridos enchufables que garanticen una autonomía de mínimo 80km en modo eléctrico. Ya que los coches con los que se hicieron las pruebas, solo podían circular hasta 23 kilómetros antes de sobre pasar los límites de emisiones de CO2 oficiales. Además, se tendrán en cuenta la disponibilidad y cercanía de los puntos de carga, para que estos coches estén lo máximo posible con la batería eléctrica llena. De esta manera utilizarán lo mínimo la combustión interna que es la que realmente contamina.

Comprarse un híbrido enchufable es una gran inversión que no todo el mundo se puede permitir, ya que su precio, al igual que el precio de los eléctricos, está todavía muy por encima de los coches convencionales. Por eso, esta noticia no le causará mucha emoción a aquellos que se acaban de comprar un híbrido enchufable. Sin embargo, a medida que avanza la tecnología y con el aumento de la oferta de este tipo de vehículos, los precios irán descendiendo, ya que siguen siendo la alternativa más “ecológica”.

▶️ ¿Buscas un coche de ocasión o KM0? ◀️
👉  Ver anuncios de coches en Motoreto
👉 Recibir presupuestos con ofertas del coche que quieres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 53 = 58