Medicamentos que dan falso positivo en un control

Cuando enfermamos y nos encontramos mal, solemos tomar algún fármaco que pueda paliar ese malestar. Sin embargo, debemos tener cuidado porque hay ciertos medicamentos que pueden dar falso positivo en un control, ya que sus efectos pueden afectar a la capacidad normal de conducción. Entre ellos, el más común es la somnolencia. Por eso, es importante conocer todos ellos.

medicamentos-que-pueden-dar-falso-positivo-en-un-control

Los medicamentos que pueden dar falso positivo en un test de drogas

Existen ciertos mitos y mentiras para superar los controles de la DGT que pueden resultar absurdos pero que mucha gente cree. Sin embargo, conducir ebrio, con resaca o bajo los efectos de las drogas, puede poner gravemente en peligro tu vida y la del resto de conductores. Por eso, el mejor truco para superar esos controles es no beber o no consumir sustancias ilícitas. Aún así, en ciertas ocasiones, aunque no ingiramos este tipo de materias, puede que el resultado en un test de drogas sea positivo. Esto se debe a que existen ciertos medicamentos que pueden dar un falso positivo al volante debido a su composición.

Fármacos tan comunes como el ibuprofeno o los antihistamínicos que se utilizan para contrarrestar los efectos de las alergias, son algunos de los medicamentos que pueden engañar al test. Por eso, es tan importante fijarse en el prospecto, leer con detenimiento los efectos secundarios que producen y evitar conducir cuando en los envases aparezca la señal de aviso de los posibles efectos adversos del medicamento.

fármacos que pueden dar falso positivo

Estos son todos los medicamentos que pueden dar falso positivo:

  • Ibuprofeno
  • Bromfeniramina (Ilvico)
  • Bupropion (Zyntabac, Elontril)
  • Clorpromazina (Largactil)
  • Clomipramina (Anafranil)
  • Dextrometorfano (Romilar)
  • Difenhidramina (Bisolvon antitusivo compositum y otros)
  • Doxilamina (Cariban, Dormidina y otros)
  • Naproxeno
  • Prometazina (Actithiol antihistamínico, Fenergan expectorante)
  • Quetiapina (Seroquel)
  • Ofloxacino (Surnox)
  • Ranitidina
  • Sertralina
  • Tioridazina
  • Trazodona (Deprax)
  • Venlafaxina
  • Verapamil

Son los denominados antidepresivos, ansiolíticos, antipsicóticos, somníferos, analgésicos, antigripales, antihistamínicos, antiparkinsonianos, antimigrañosos, anestésicos y los diagnosticados para la demencia.

Categorías de riesgo

Estos medicamentos se pueden clasificar en varias categorías dependiendo de su grado de afectación.

  • En la categoría 0 están aquellos que usualmente no afectan, pero que hay que tener cuidado porque pueden hacerlo.
  • Categoría 1: son los medicamentos que afectan levemente a la capacidad de conducción, por lo que es recomendable leer el prospecto antes de conducir.
  • Categoría 2: estos influyen de manera moderada, así que lo mejor es que se consulte con un médico.
  • Por último, en la categoría 3, se encuentran los medicamentos cuyos efectos influyen notablemente en la conducción. Por lo que se recomendará no conducir.

Efectos adversos

Son múltiples los efectos secundarios de los medicamentos. Entre ellos, los más comunes son la somnolencia y la dificultad de concentración. Aunque a veces también pueden causar inestabilidad, falta de coordinación, visión borrosa o mareos.

En cualquier caso, lo más recomendable es consultar a un experto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 8 =