Qué es el carsharing y cómo funciona

Transportes públicos, vehículos privados, taxis… ¿cuántas formas tenemos de movernos por la ciudad? Hace varios meses os dimos varios consejos sobre cómo alquilar un coche cuando nos marchamos de viaje, pero hoy traemos algo más. Motoreto te cuenta lo que es el Carsharing, la mejor alternativa para alquilar vehículos por días, horas o incluso minutos siempre que lo necesites.

que-es-el-carsharing-y-como-funciona

¿Qué es el Carsharing?

El Carsharing se trata de la unión de las palabras “car” y “sharing”, cuyo concepto traducido al español no es más que “coche compartido”. Algunos ejemplos son ShareNow, Free2Move, Zity, Wible… ¡seguro que has oído hablar de ellos!

Las empresas que se dedican a este tipo de alquiler ponen a disposición pública una gran flota de vehículos según las necesidades del usuario. Su uso es temporal y se contrata mediante el pago de una tarifa generalmente basada en el cobro por minuto o en el kilometraje recorrido.

En función de la empresa, los vehículos de Carsharing pueden encontrarse repartidos por diferentes áreas de la ciudad o en una misma zona donde el usuario se encarga de recogerlo. Actualmente están en proceso de expansión, aunque sin duda Madrid y Barcelona son las ciudades que por excelencia prestan este servicio.

¿Qué requisitos necesito y cuál es su método de uso?

En primer lugar, es necesario darse de alta en la página web o aplicación de la compañía de Carsharing donde deberás aportar una documentación imprescindible. Como por ejemplo, tus datos personales, la licencia vigente de tu carnet de conducir, la información de pago, y otros requisitos específicos dependiendo de la empresa.

Después la misma aplicación validará el documento antes de confirmar el alta y a partir de ese momento, podrás empezara a usar los servicios de Carsharing del siguiente modo:

  • Reservar el automóvil que hayas visto en el mapa.
  • Abrir el coche a través de la aplicación con un código o tarjeta electrónica.
  • Coger las llaves (normalmente situadas en la guantera) para comenzar a conducir por la ciudad.
  • Al finalizar el viaje, cerrar el vehículo con las llaves adentro y aparcarlo en el perímetro regulado.

¿Cuáles son sus ventajas?

Son muchos los beneficios que aporta este tipo de alquiler, entre ellos:

  • Ahorro: es una de sus principales ventajas. No solo hablamos de tiempo, ya que no se requiere pasar por ninguna oficina física para tramitar este servicio, sino también de costes. Su tarifa incluye todo, lo que permite la eliminación de los gastos que supone mantener un coche particular (seguro, gasolina, impuestos, reparaciones…).
  • Disponibilidad: siempre que lo necesites. Están disponibles las 24 horas del día y probablemente tengas uno muy cerca del lugar donde te encuentres.
  • Sostenibilidad: reduce el número de vehículos privados en la ciudad. Además, al ser la mayoría coches eléctricos, contribuyen a la disminución de las emisiones de CO2 y, por consiguiente, generan un impacto positivo en el medioambiente y en la sociedad.
  • Comodidad: es uno de los formatos más cómodos para desplazarse por su tamaño y sencillez. Más aún si añadimos su facilidad para aparcar y su acceso a múltiples áreas reservadas prioritarias (Madrid Central, zona azul o verde sin necesidad de ticket, etc.).
  • Seguridad: tanto para la empresa prestadora del servicio, como para el conductor. Todos los vehículos proporcionan un sistema de rastreo satelital que los ubica en tiempo real.

Cabe destacar que estas empresas también están abiertas al mundo de las motos con el Motosharing y cada vez van cogiendo más ventaja en las grandes ciudades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 1 =