¿Se puede conducir con chanclas o sin camiseta?

En verano, los desplazamientos en coche aumentan y solemos viajar lo más cómodos posible. Una de las infracciones más frecuentes en verano, está relacionada con la vestimenta. Conducir con chanclas, descalzos o sin camiseta, suele ser una práctica muy común sobre todo en lugares de playa. Sin embargo, estas acciones pueden acarrear una multa.

conducir con chanclas

Conducir con chanclas

No existe ninguna ley que prohiba específicamente conducir con chanclas. Aunque si algunas que regulan la libertad de movimiento o la capacidad para controlar el vehículo necesaria para conducir correctamente que es a las que afecta más directamente esta práctica. Asimismo, llevar chanclas mientras se conduce puede ser motivo de sanción según algunos artículos del Reglamento General de Circulación:

  • Artículo 18.1: “El conductor del vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción; así como cuidar la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados”.
  • Artículo 17.1: “Los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos”.
  • Artículo 3.1“Se deberá conducir con la diligencia y precaución necesarias para evitar todo daño, propio o ajeno, cuidando de no poner en peligro, tanto al mismo conductor como a los demás ocupantes del vehículo y al resto de los usuarios de la vía.”

Según esto, no se puede conducir con chanclas ya que los agentes de tráfico pueden considerar que no se controla el vehículo y se puede poner en riesgo la seguridad de los ocupantes, así como el del resto de conductores o peatones.

Por consiguiente, conducir con chanclas puede llevar consigo una multa de hasta 200 euros. Lo mismo ocurre si se conduce descalzo.

Conducir sin camiseta

Al igual que ocurre con el anterior caso, conducir sin camiseta no está prohibido por ninguna ley concretamente. Aunque según los artículos anteriores, esta práctica puede ocasionar heridas graves cuando se activa el cinturón de seguridad, además de condicionar la libertad de movimiento. Por lo que puede acarrear una sanción de 100 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

84 − = 74