¿Qué pasa si mi coche se queda sin aceite?

El aceite es un elemento indispensable para el correcto funcionamiento de un coche. Sin esto, el motor puede sufrir consecuencias que se evitarían si se realiza un buen mantenimiento del vehículo. Pero si ocurre, es importante saber cómo actuar y qué le puede ocurrir a nuestro coche.

El aceite es fundamental para que nuestro coche funcione de forma correcta, por eso cuando se acaba las consecuencias pueden ser fatales.

Los daños que sufre un coche sin aceite

Cada pieza y recurso de un coche es necesario para que funcione bien, y el aceite no es una excepción. Quedarse sin este elemento no trae nada bueno. Si se tiene en cuenta que para que esto no pase es fundamental realizar un mantenimiento continuo del vehículo, existen diferentes formas para saber cuándo hay que llenar el depósito. El propio coche puede avisar con una señal amarilla en el icono correspondiente del salpicadero. Mientras mantenga ese color quiere decir que aún le quedan reservas, pero si pasa a rojo significa que el aceite se ha acabado. También lo indica el sonido del motor, puesto que se escucha el choque entre las piezas de metal, que se desgastan y funden por la alta temperatura del motor.

Una vez que no haya aceite debemos apagar el motor de manera inmediata para que el daño no sea mayor. Pero, si esto no se hace será necesario sustituir el motor o incluso valorar la posibilidad de cambiar el coche. Es un error querer llenar el aceite en cuanto el vehículo nos avisa y continuar la marcha como si nada hubiese pasado. Lo recomendable es que la grúa traslade el coche a un taller y se encargue de su reparación, ya que, al haber quedado estropeado el motor no sería suficiente con llenarlo de nuevo.

Aún así, como ya se ha mencionado, lo ideal es no llegar a este punto en ningún momento. De esta forma, evitaremos dañar nuestro vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

66 − = 60