Cómo mantener el coche limpio con niños

A todos nos gustaría mantener el coche igual de limpio que como lo compramos el primer día, pero con niños no es tarea fácil. Tanto si es para un viaje largo, como si es para un trayecto de 5 minutos, tenemos un montón de consejos útiles para poder mantener el coche limpio, ordenado y sin manchas.

Cuando hay niños a bordo siempre se nos complica mantener el coche limpio. Por eso, existen trucos que te harán la vida más fácil.

Trucos para mantener el coche limpio cuando hay niños

La primera regla que debemos cumplir es limitar la comida y/o bebida. Es decir, intentar evitar que los niños coman en el interior del coche. Aunque esto parezca muy simple, es uno de los factores clave para la limpieza. Ya sea por los restos que puedan caer sobre el coche, como por las manchas que puedan dejar en la tapicería, ya que algunas de ellas serán irreversibles. En relación a esto, es importante siempre llevar una bolsa o un pequeño cubo de basura en el asiento trasero para que se acostumbren a tirar ahí cualquier tipo de resto y que no se acumule en los asientos ni en el lateral del coche. De esta forma, no solo evitarás que el coche se llene de restos de comida y envoltorios, sino que también les enseñarás la importancia de mantener los espacios limpios y ordenados.

Por otro lado, es importante establecer una serie de reglas. Como por ejemplo: “Todo lo que entra, debe salir”. Es decir, todos los juguetes, mochilas, balones, etc que puedan meter en el coche los niños, recogerlos al llegar a su destino para que de esta manera no se acumulen cosas en su interior.

Otros consejos útiles para mantener el coche impoluto

Por último, debes ser previsor. Algunos de estos trucos te ayudarán a mantener el orden y la limpieza:

  • Ambientadores. Además del típico ambientador que cuelga en la parte delantera, tener otro a mano en la guantera nos va a asegurar siempre un buen olor y mantendrá el coche fresco y limpio.
  • Llevar siempre toallitas húmedas en la guantera. Ocupan poco espacio y nos pueden salvar de más de un apuro. Son fáciles de tener a mano y pueden limpiar cualquier desastre de forma rápida. Es un recurso económico y útil.
  • Al limpiar, no olvidarse del interior de las ventanillas. A menudo, se limpia solo el exterior y se tiende a olvidar la parte interior de las ventanillas.
  • Sacudir las alfombrillas del coche al menos una vez a la semana. De esta forma, cuando llegue la hora de realizar una limpieza a fondo, ahorrarás mucho más tiempo.
  • Faros. Para hacer que tus faros estén relucientes como el primer día, lo mejor es limpiarlos con pasta de dientes y un paño.
  • Rejillas de ventilación. Las rejillas de ventilación del aire acondicionado se suelen llenar de polvo y no es conveniente que este aire circule por el coche. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × = 3