El desgaste de los neumáticos suponen un grave problema ambiental

Un reciente estudio descubre que el desgaste de los neumáticos supone un gran problema de contaminación. Incluso afirma que las emisiones superan exponencialmente a las de un tubo de escape.

desgaste-neumaticos-contaminacion

El desgaste de los neumáticos contamina más que los gases de un tubo de escape

Según un estudio de Emissions Analytics“la contaminación por el desgaste de los neumáticos puede ser 1000 veces peor que la que sale del escape de un automóvil”.

Esta investigación asegura que las partículas dañinas de la goma de las ruedas y de los frenos tienen efectos negativos en el medioambiente y acentúan la contaminación. Además, este problema se agrava cuando los vehículos son más pesados como los todoterreno o los SUV. Incluso en este aspecto también entran en juego los eléctricos, ya que normalmente pesan más que los de combustión.

Otro hecho que agudiza realmente el problema, es el hecho de que los neumáticos estén desgastados o desinflados. En estos casos las partículas dañinas que se desprenden son mayores y por consiguiente, la contaminación también es mucho mayor.

Aunque lo que realmente sorprende de esto, es que las NEE o non-exhaust emissisons no están controladas ni existe ninguna legislación que las regule, a diferencia de las emisiones de escape. Además, al ser las emisiones que se desprenden con el desgaste de los frenos, los neumáticos, de la superficie y de la suspensión del polvo en carretera, conforman casi el total de las partículas primarias que se emiten en carretera. Y los expertos de Air Quality Expert Group, piden que se reconozcan estas partículas como “una fuente de concentraciones ambientales de partículas en el aire. Ya que se ha demostrado que son 1000 veces peor que las emisiones del tubo de escape de un coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 × = 18