Qué saber antes de llevar a un niño en moto

¿Te sabes las normas básicas para garantizar la seguridad de los niños en el coche? ¿Y en moto? Una de las preguntas más frecuentes y que despierta un mayor interés entre los motoristas es conocer a partir de qué edad y qué condiciones se requieren para llevar a un niño como pasajero en una moto.

que-saber-antes-de-llevar-a-un-nino-en-moto

¿Qué nos dice la ley?

Según el artículo 12 del Reglamento General de Circulación, cualquier niño mayor de 12 años puede circular de forma legal como acompañante siempre que cumpla los siguientes requisitos:

  • Llevar casco homologado y ajustado a su tamaño.
  • Ocupar la parte trasera de la moto homologada para dos ocupantes. El menor nunca podrá situarse entre el manillar y la plaza del piloto.
  • Debe sentarse a horcajadas donde sus pies se encuentren apoyados adecuadamente en las estriberas. Queda prohibido que el niño se desplace si no llega a estas y sus pies cuelgan.

La excepción

A pesar de que la norma sea esta, la ley prevé una excepción para aquellos niños y niñas mayores de 7 años, quienes podrán circular también ciclomotores y motocicletas siempre que sean conducidos por sus padres, tutores legales o personas debidamente autorizadas.

Se trata de una excepción que se ha planteado sobre todo para posibilitar el transporte escolar. Cabe destacar, que la norma prohíbe de forma expresa que los menores de 7 años suban a estos vehículos independientemente de la circunstancia o el conductor.

¿Cómo autorizo a otras personas para que lleven a mi hijo en moto?

Más allá de los padres, las personas mayores de edad deben estar debidamente autorizadas (por escrito y de manera fehaciente). De igual modo que cuando se realizan las autorizaciones para recoger a un menor del colegio en ausencia de sus padres. Es un requisito que minimizaría las complicaciones en la cobertura del seguro. Además, la multa supondría 200 euros.

Equipación para un niño en moto

Cualquier comercio especializado dispone equipos técnicos de tallas infantiles. Esto permitirá vestir a los menos con la ropa más segura y adecuada. Es necesario destacar que tanto la chaqueta como el pantalón pueden elegirse más grande, sin embargo, la talla del casco siempre debe estar en la talla exacta y ¡ojo! siempre homologado.

Un truco para saber si la talla del casco es la correcta para el menor, es colocárselo y con el barboquejo abrochado tirar hacia arriba desde la zona del mentón. Si el casco se mueve demasiado, deberás buscar una talla más pequeña. Los cascos infantiles, homologados y de primera marca tienen un precio que ronda en los 100 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 1 =