Consejos para conducir de noche con seguridad

Con el cambio de hora que tiene lugar a finales de octubre y la llegada de los meses más fríos del año, las horas de luz natural se reducen obligándonos a conducir de noche durante más tiempo. Un escenario al que debemos adaptarnos prestando la máxima atención para evitar cualquier riesgo. Por ello debemos seguir una serie de consejos que nos ayudarán a aumentar la seguridad si tenemos que conducir de noche.

Con la llegada del otoño cambia la hora, por lo que hay menos horas de luz. Es importante saber estos consejos para conducir con seguridad.

Los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) el 38% de los accidentes de tráfico con víctimas tienen lugar en las horas comprendidas entre las ocho de la noche y las ocho de la mañana.

La conducción nocturna afecta significativamente a los ojos. En ese periodo, se produce una pérdida sustancial de la calidad visual debido a que disminuye la sensibilidad al contraste

Esto significa que aumenta la dificultad de distinguir formas sobre un fondo oscuro, ya sean vehículos poco iluminados, peatones o animales. Esto es directamente proporcional a un mayor tiempo de reacción.

Conducir de noche de la manera más segura

El primer consejo que debemos tener en cuenta es asegurarnos de que las luces del coche funcionan correctamente. Debemos saber la importancia de ver y ser vistos tanto de día como de noche. 

También es importante mantener una mayor distancia de seguridad. Es algo fundamental a la hora de conducir de noche, al igual que cuando se hace con fenómenos meteorológicos adversos, disminuir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad. 

¿Porqué? Porque así nos aseguramos un tiempo de reacción del conductor mayor. Lo que implica que para frenar o realizar maniobras evasivas hay que disponer de más tiempo y espacio.

Como ya hemos mencionado anteriormente, sabemos que la vista se daña mucho si conduces de noche, por lo que es aconsejable que te revises la vista, al menos, una vez al año. También, si se va a hacer un viaje largo de noche, es aconsejable hacerlo descansado y realizar paradas cada hora y media para despejar la vista.

Y por último, en cuanto a los espejos retrovisores es importante comprobar que tanto los retrovisores exteriores como los interiores están bien colocados: una de las causas que provocan parte de los accidentes nocturnos es el deslumbramiento. Recuerda, al mismo tiempo, regular la altura de los faros para no perjudicar la visión del resto de conductores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

94 − 93 =