Cómo calcular el consumo de un coche eléctrico

El consumo de un coche eléctrico es uno de los aspectos que los usuarios se plantean a la hora de optar por este tipo de vehículos. Un motor eléctrico dispone de un motor 100% ecológico, lo cual reduce tanto el coste de mantenimiento del coche como la huella de carbono. El gasto de un eléctrico se calcula de forma diferente, pero al final se reduce a lo mismo: energía consumida por distancia recorrida.

Si estás pensando en comprarte un coche eléctrico, es importante que sepas calcular el consumo y cómo puedes reducirlo.

Estamos habituados a calcular cuánto consume un coche en función del combustible que necesite para recorrer cien kilómetros o bien la distancia que podemos recorrer con un litro de combustible. Pero para conocer cuánto consume un coche eléctrico nos tenemos que fijar en los kwh.

¿Cuál es el consumo medio de un coche eléctrico?

Los motores eléctricos tienen diferentes capacidades, es decir, son más o menos eficientes para convertir la potencia eléctrica en potencia mecánica. Por tanto, un motor altamente eficiente va a requerir una carga menor de electricidad que otros motores eléctricos. Aunque habrá otros aspectos que influirán en el consumo medio de un coche eléctrico, como el peso del vehículo, la velocidad del trayecto o el uso de dispositivos como el aire acondicionado.

De manera general,  recorrer 100 kilómetros va a requerir de aproximadamente 13 kwh con un modelo estándar. Teniendo en cuenta que  el precio de 1 kwh es de unos 0,10€, recorrer cien kilómetros con un motor eléctrico estándar tiene un coste aproximado de unos 1,30€, mientras que en un vehículo de combustible puede estar en torno a los 8,00€. Hay que tener en cuenta que en los desplazamientos por ciudad, al contrario que un vehículo de combustión, el consumo será menor que por carretera.

Principales aspectos que influyen en el consumo eléctrico de un coche

Las características del motor y la conducción que llevamos a cabo son los dos principales factores que influyen en el consumo eléctrico de un vehículo.

Estas son las causas que te van a permitir reducir el consumo de tu vehículo.

  • Conducir con las ventanillas abiertas en carretera aumentará en mayor medida el gasto energético del vehículo, debido a que pierde aerodinámica.
  • El aire acondicionado consume parte de la energía, por lo que es recomendable limitar su uso.
  • Evita circular en primera y revolucionar en exceso el motor. Conducir a bajas revoluciones reduce la necesidad eléctrica del vehículo.
  • Evita los acelerones y la velocidad excesiva. Mantener la velocidad de un vehículo dentro de los límites establecidos va a generar un consumo eficiente. Al contrario, la alta velocidad y los cambios bruscos de ritmo van a demandar energía que proviene del motor eléctrico.
  • El peso de la carga y la presión de los neumáticos también son factores importantes. Las ruedas disponen de una tasa de presión adecuada que nos permite conducir con seguridad y reducir el consumo eléctrico. Además, si evitamos aumentar el peso durante los trayectos también reduciremos la descarga energética. 

¿Cómo podemos medirlo?

El objetivo es determinar los kwh necesarios para un trayecto de 100 km o bien la distancia que se puede cubrir con un solo kwh.

El dato de consumo suele tenerse en cuenta para determinar la rentabilidad que supone el coste de un vehículo eléctrico, ya que los coches eléctricos suelen tener un precio superior al de coches del mismo segmento de combustión. Sin embargo el gasto por el consumo de los coches eléctricos respecto a un coche de combustión será menor debido a la diferencia de precio entre el combustible y la carga eléctrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 3 =