Todo lo que debes saber sobre las sillas infantiles para el coche

Viajar a contra marcha evita lesiones al niño en caso de impacto, no es obligatorio pero sí recomendable. Ahora mismo existen dos normativas vigentes para clasificar el tipo de silla.

Si ya estás pensando en tu próximo viaje en familia, toma nota de los 7 accesorios imprescindibles para viajes con niños. La primera de ellas es elegir bien las sillas infantiles para el coche. Posiblemente habrás oído muchas y diversas teorías sobre las sillitas infantiles dentro del coche. Cuál es la mejor, cómo debe ir y ciento y una recomendaciones diferentes que te habrán hecho dudar.

En Motoreto nos hemos propuesto intentar aclarar todas las preguntas, dudas y posibles teorías con el fin de aportar más claridad e información al respecto de la normativa de sillas de bebé para el coche y su correcto uso. Pero antes de hablar de normativas, hay que tener claro algunas cuestiones que, independientemente de la legislación, son importantes a tener en cuenta:

  • No es obligatorio que el niño viaje a contra marcha, pero es altamente recomendable, y alargarlo todo el tiempo que sea posible. La DGT lo recomienda, al menos, hasta los 15 meses. Se reducen hasta cinco veces las posibilidades de sufrir lesiones graves en un accidente y se evita exponer el cuello y la cabeza ante posibles impactos.
  • No es obligatorio usar un sistema ISOFIX de anclaje, pero sí es más recomendable que los sistemas de anclaje con cinturón porque evita posibles errores a la hora de colocar la silla.
  • Si el vehículo no dispone de asientos traseros, si todos los asientos traseros van ocupados por otros niños con sillitas o que no sea posible instalarlos por algún motivo. Solo en esto tres casos, la sillita puede ir en el asiento delantero.
    Los trayectos cortos son donde se produce un mayor número de acciones y errores de colocación, hay que poner especial atención en ellos.

No es obligatorio que el niño viaje a contra marcha, pero es altamente recomendable, y alargarlo todo el tiempo que sea posible

Ahora pasamos a las normativas vigentes. No es, ni más ni menos, la forma de clasificas las sillas de bebé para el coche en base al las características del niño. Existen dos: una de ellas, es la ECE R44/04 y la otra la norma i-Size. A día de hoy, ambas conviven, la diferencia es el etiquetado de cada silla por parte del fabricante.

La normativa ECE R44/04 hace referencia a la organización de las sillitas de bebé en forma de grupos. Cada grupo tiene una seria de características que dependen, principalmente, del peso del bebé.

en función del grupo al que pertenezcan en base al peso del bebé. Existen cuatro grupos:

  • Grupo 0 y 0+: para recién nacidos y bebés de hasta 13 kg (aproximadamente). Siempre debe ir en sentido contrario a la marcha para proteger el cuello y la cabeza del bebé. Los niños van sujetos gracias al sistema de arnés de 5 puntos. Hay que cambiarla una vez el niño supere los 13kg o por altura, su cabeza sobresalga del respaldo.
  • Grupo 1: aquella para niños de 9 a 18 kg. En muchas ocasiones, los fabricantes suele ofrecer un modelo mixto que sirve para este grupo y anterior.
  • Grupo 2 y 3: desde los 15 hasta los 36kg. Son los asientos y cojines elevadores. Se usan, principalmente, cuando el niño es demasiado alto para una sillita, pero aún pequeño para usar el cinturón de seguridad. Los niños empiezan a usar aquí el cinturón de seguridad.
  • A partir de 135cm: los menores de 12 años de estatura igual o superior a 135cm podrán utilizar directamente los cinturones de seguridad, aunque es recomendable que se sigan usando sistemas homologados a su talla y peso hasta los 150cm. Más que la altura, es importante ver cómo le queda el cinturón al niño. Si la banda del hombro toca el cuello o pasa por debajo del mentón, el niño deberá seguir usando un asiento elevador.

Por su parte, la normativa i-Size, que entró en vigor en 2013, hace referencia a la altura ideal que debe de tener el niño para usar la sillita. Debe ser el fabricante el que indique para qué intervalo de altura y peso es recomendable cada una de sus sillas. Un símil podría ser la talla de la ropa (S, M, L, XL…) de cara a que facilita la elección a los padres. Como cambios respecto a la anterior normativa, recoge que el sistema ISOFIX es obligatorio en las sillitas usadas por niños de hasta 105cm, y vienen un protección de impacto lateral.

Si tus dudas van más allá y quieres saber exactamente qué marcas y modelos son las más adecuados para el peso y talla de tu hijo, usa un comparador de sillas infantiles para el coche, como el que, por ejemplo, tiene el RACE. Muy útil para ver las diferencias entre diversos fabricantes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 3 = 7