¿Sabes qué coches tuvo la reina Isabel II de Inglaterra?

La reina Isabel II ha sido una figura de las más influyentes del siglo XX y lo que llevamos del XXI. Y tras su muerte, el 8 de septiembre de 2022, son muchos los británicos que muestran sus condolencias por la pérdida de la única monarca que han conocido. Siempre se ha comentado la afición de la reina por los coches. Todos los vehículos que ha utilizado la Reina Isabel II de Inglaterra en sus 70 años como soberana quedan en poder del heredero del trono, el hasta hoy Príncipe Carlos. 

Isabel II de Inglaterra fue una gran amante de los coches. Por lo que aquí te dejamos algunas de las joyas más preciadas de la reina.

 Las marcas británicas Land RoverJaguar o Rolls-Royce y Bentley han sido sus preferidas. Pero la soberana ha tenido también automóviles de otras marcas como Mercedes, Vauxhallo Ford. Se especula con que la colección de vehículos de la Reina Isabel esté valorada en unos 10 millones de libras esterlinas, según estimaciones hechas por algunas empresas.

Los coches de la reina Isabell II de Inglaterra

La última vez que se dejó ver fue hace aproximadamente un año, en su primera salida fuera del castillo de Windsor tras fallecer su marido, el duque de Edimburgo. Y lo hizo en un Range Rover, uno de los coches preferidos de la monarca.

Otro de los coches habituales de Isabel II fue un Daimler Majestic V8 LWB (chasis largo) de 2001. Durante cuatro años fue su transporte personal. Se subastó en 2010 por 45.360 libras esterlinas, unos 52.250 euros al cambio actual.

Por otro lado, el Land Rover Defenderfue siempre de los favoritos de la reina. Poseía más de 30 coches del fabricante británico, y condujo sus modelos desde el lanzamiento de su primera serie. 

Isabel II también fue propietaria de un Bentley Mulsanne de 2012 creado específicamente para ella. Con transformaciones a su gusto y bastante uso y con casi 20.000 kilómetros en el cuentakilómetros.

El famoso Rolls Royce Silver Ghost es el ejemplar más valioso jamás creado por la marca. Un modelo de 1924 que fue bautizado como ‘Silver Ghost’ por su fantasmal apariencia. Alcanza una velocidad máxima de 130 km/h. Y a pesar de que se estima que ha recorrido más de 900 mil kilómetros, sigue funcionando y se encuentra en perfectas condiciones.  

La monarca, que disfrutaba al volante, condujo hasta los 90 años y acumuló durante décadas verdaderas joyas automovilísticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× 1 = 4