La entrada de vehículos en el desguace aumenta más de un 30% en diciembre

El último mes del año es el elegido por muchos propietarios de vehículos para llevar a cabo trámites que, por falta de tiempo o de necesidad, habían dejado aparcados para más adelante.

La entrada del nuevo año y el deseo de zanjar cuanto antes los temas pendientes que no queremos arrastrar durante otros 12 meses más, hacen que cada vez sean más los vehículos enviados al desguace para ser dados de baja definitiva, durante el mes de diciembre.

Ahorrarse un nuevo impuesto de circulación, la obligación de pasar la siguiente ITV o evitar el pago de una nueva póliza de seguros, suelen estar detrás de este incremento que inevitablemente se produce año tras año en los Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos (CATV), comúnmente conocidos como desguaces.

Tanto en la Dirección General de Tráfico (DGT), donde además de registrarse las bajas definitivas formalizadas en los desguaces también se tramitan bajas temporales de vehículos, como en los CATV, el aumento estacional en lo que a estos trámites se refiere, provoca retrasos en los procedimientos, masificaciones y saturaciones que, cualquier interesado en llevar a cabo esta gestión antes de finalizar el año debe tener en cuenta.

Entre enero y octubre de 2019, se ha incrementado aproximadamente un 16% la cifra de entrada de vehículos que se han dado de baja definitiva en los desguaces con respecto al mismo periodo del año anterior. Además, teniendo en cuenta la media de vehículos que se depositaron para este fin en los desguaces durante 2018, diciembre supuso que esta cifra se incrementase en más de un 30%. Una pista de que el parque automovilístico español está cada vez más envejecido es, también, el aumento del 28% de automóviles que fueron a parar al desguace en 2018 con respecto al anterior año 2017.

Según cifras obtenidas a través del portal estadístico de la DGT y analizadas por RO-DES, la Red Operativa de Desguaces Españoles, las bajas de vehículos se incrementaron aproximadamente un 18% entre 2017 y 2018.

Este aumento, podría relacionarse indirectamente con las restricciones incluidas en los planes anticontaminación puestos en marcha por ciudades como Madrid o Barcelona, donde los vehículos más contaminantes y antiguos lo tienen cada vez más difícil para circular por las áreas acotadas bajo la denominación de “zona de bajas emisiones”.

También, con respecto al aumento estacional de bajas definitivas producido durante el mes de diciembre de 2017, se registró un aumento del 76% de turismos y furgonetas que formalizaron un trámite de baja (definitiva o temporal) con respecto a la media mensual (109.992 vehículos dados de baja en diciembre, frente a la media anual de 62.240 al mes), mientras que en 2018 ese incremento se situó en algo más del 57% (116.612 vehículos dados de baja en diciembre, frente a la media anual de 73.960 al mes).

desguaces rodes

¿Por qué la baja definitiva de un vehículo se realiza directamente en el desguace?

De acuerdo con el Real Decreto 20/2017 del 20 de enero, que sustituye al anterior Real Decreto 1383/2002 del 20 de diciembre, sobre los vehículos al final de su vida útil; estos deberán ser entregados en un centro autorizado de tratamiento de vehículos (CATV) donde tienen la obligación de documentar la entrega a través del certificado de destrucción que acredita el fin de la vida útil del vehículo.

Así mismo, también será obligación de estos centros llevar a cabo la tramitación de la baja definitiva del vehículo, de conformidad con la Orden INT/624/2008, de 26 de febrero, por la que se regula la baja electrónica de los vehículos descontaminados al final de su vida útil.

Gracias a esta normativa, se asegura que los vehículos que ya estén fuera de uso (VFU) y vayan a ser dados de baja en el Registro de vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT), se recuperen y se reciclen conforme a la normativa medioambiental vigente.

Por ello y a no ser que el titular del vehículo desconozca el paradero del vehículo, la baja definitiva ya no es un trámite que como propietario se pueda gestionar en una oficina de tráfico, como sí se hace con las bajas temporales o con las bajas definitivas por exportación, donde el vehículo será trasladado y matriculado en otro país.

¿Cuándo iniciar el procedimiento si se quiere llevar a cabo el trámite de baja definitiva antes de finalizar el año?

Lo mejor en estos casos, es anticiparse y no dejarlo todo para el último momento ya que, de ser así, podríamos encontrarnos con retrasos por parte del servicio de recogida de vehículos del CATV o incluso con la imposibilidad de dar por finalizada la gestión antes del 31 de diciembre.

Esperarse más allá del 15 de diciembre, puede tener como consecuencia que, si el vehículo no llega a las instalaciones del desguace por sus propios medios (siendo conducido por su titular o propietario, o haciendo uso de una grúa distinta a la del servicio de retiradas del centro de tratamiento), no pueda ser dado de baja definitivamente antes de finalizar el año.

Esto, supondría que se generase un nuevo impuesto de circulación a nombre del titular, del cual habría que pagar al menos el primer trimestre (suponiendo que después se diera de baja el vehículo antes del 31 de marzo).

Desde RO-DES, recomendamos a aquellos que estén pensando ahora en optar por el desguace y baja definitiva de un vehículo, iniciar las gestiones durante la última semana de noviembre o como máximo, en las dos primeras semanas del mes de diciembre ya que, de esta manera, es más fácil asegurar que el trámite será realizado en su totalidad antes de que finalice 2019.

¿Qué documentación se necesita para dar de baja definitiva un vehículo?

Siempre que sea el titular la persona que se encargue de solicitar la gestión y de realizar la entrega del vehículo tanto al servicio de grúas del desguace, como en el propio CATV, tendrá que aportar:

  • Una fotocopia del DNI
  • El permiso de circulación del vehículo y la ficha técnica originales.

En aquellos casos en los que el titular no pueda hacerse cargo de la entrega, será imprescindible que autorice a la persona que vaya a realizar la gestión en su nombre y acompañar esta autorización con la fotocopia del DNI de la persona acreditada para este fin.

Cuando el vehículo figure a nombre de una empresa, una persona fallecida, esté dado de baja temporalmente o se encuentre en cualquier otra circunstancia administrativa especial, se aconseja consultar con el departamento de bajas del CATV la documentación adicional que será necesario aportar.

▶️¿Buscas un coche de ocasión o KM0? ◀️
👉 Ver anuncios de coches en Motoreto
👉Recibir presupuestos con ofertas del coche que quieres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

89 + = 92