Ford y McDonald’s se asocian para fabricar componentes

Ford y McDonald’s se asocian y llegan a un acuerdo para que Ford reutilice las cáscaras de café que desechan estos restaurantes de comida rápida para fabricar piezas de automóviles.

Ford y McDonald's

Ford y McDonald’s trabajando juntos hacia la sostenibilidad

La cadena de comida rápida desecha cada año más de 28.000 toneladas de cáscaras de café. Por ello, y con el fin de reducir la cantidad de residuos, Ford y McDonald’s han decidido colaborar juntas para reutilizar estos restos. Además, se ha descubierto que la utilización de este material reciclado refuerza algunas partes del vehículo, siendo los componentes resultantes un 20% más ligeros. Y no solo eso, sino que además requieren un 25% menos de energía durante el proceso.

No es la primera vez que Ford utiliza subproductos para crear piezas de coches, sino que ya utilizó restos de tela que quedaban de la fabricación de vaqueros, trigo y tomates. Y esta vez ha visto el gran potencial de las cáscaras de los granos de café.

El proceso de fabricación

El proceso comienza en Sudamérica, donde se cultivan los granos de café y se recogen para enviarlas a las plantas de tostado. Durante el proceso de tueste la cáscara se desprende y esta es enviada a una empresa biotecnológica donde la mezclan con plástico. Posteriormente se envía a una tercera empresa encargada de moldear y ensamblar los faros a través del moldeado por inyección. Esta técnica consiste en calentar y amasar el producto, después se inyecta en un molde para dar forma al faro, de esta manera se puede adoptar la forma deseada. Finalmente, se envían los faros a Ford para incorporarlos a sus vehículos.

La unión de Ford y McDonald’s no acaba aquí

La unión entre Ford y McDonald’s comenzó en 2019, cuando instalaron los primeros faros hechos con materiales reciclados en un Lincoln Continental. Actualmente, también plantean la posibilidad de utilizar otros residuos que deja McDonald’s como las pieles de las patatas y de las naranjas para fabricar otras piezas y componentes para vehículos.

Los coches del futuro serán más sostenibles

Cada vez existe una mayor responsabilidad medioambiental, es por ello que muchas empresas de todos los sectores se involucran más y tratan de incorporar medios sostenibles en cualquiera de sus procesos.

Ford ya ha empezado a sustituir el plástico tradicional que usaba para fabricar sus vehículos, por plástico reciclado proveniente de botellas. En torno a 250 botellas utilizan para cada vehículo, y espera que en 2035 el 100% del plástico utilizado sea reciclado para conseguir crear coches con menor impacto medioambiental.

Aunque no es la única empresa automovilística que realiza acciones como estas, sino que ya están en circulación algunos coches hechos con materiales reciclados. Por ejemplo, Open trabaja desde 1990 con materiales reciclados, al igual que otras empresas que están retirando los interiores hechos a base de piel animal por fibras vegetales o redes de pesca recicladas.

▶️ ¿Buscas un coche de ocasión o KM0? ◀️
👉  Ver anuncios de coches en Motoreto
👉 Recibir presupuestos con ofertas del coche que quieres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 5 = 11