Cuál es el mejor color para mi coche

Año nuevo, vida nueva… Un dicho popular que nos persigue mucho por estas fechas. En todo inicio de ciclo se abren nuevas oportunidades, incluso para renovar nuestros vehículos. ¿Tienes pensado comprarte un coche o quieres darle un cambio radical al que ya tienes a través de varias pinceladas? ¿Sabes cuál es el mejor color para tu coche?

Meses atrás hablamos sobre los mitos y las verdades de la influencia del color en nuestros vehículos porque entendemos que dicha elección es una tarea decisiva que nos acompañará durante unos cuantos años. Sin embargo, en el post de hoy, Motoreto te trae algunas sugerencias sobre qué color irá mejor para ti en función de tu personalidad y gusto.

mejor-color-para-mi-coche

El significado de los colores

Según diversos estudios de psicología, los colores transmiten sensaciones, por lo que ándate con ojo, la elección del tono de tu coche podría influenciar en tus emociones y en tu estado mental. Más allá de que te guste un coche por varios motivos, es importante recordar que los pigmentos del vehículo que conducimos dicen mucho sobre nosotros.

De hecho, la mayoría de marcas de automóviles diseñan su logo y su gama en base a lo que desean transmitir porque, aunque no seamos conscientes, vinculamos cada color con distintos significados. Es más, siguiendo la línea del motor, podemos ver un ejemplo claro en los semáforos. Todos relacionamos el color rojo con el “peligro”, el verde con el “permiso” o el naranja con la “precaución”. Incluso nosotros mismos nos identificamos con ciertos colores de una manera u otra. A continuación, analizaremos más a fondo su significado.

Blanco

Una elección muy habitual y acertada. Es elegante y aunque no lo parezca, también muy limpio. El blanco representa pureza y paz. Se trata de un color con muchas connotaciones positivas, motivo más que suficiente para que sea uno de los colores más vendidos.

Amarillo

Digamos que no es muy común ver coches amarillos por las calles, aunque si eres una persona que le gusta mucho llamar la atención, seguro que estás interesado. El amarillo simboliza felicidad, vitalidad y abundancia.

Rojo

Es un color frecuente, especialmente en los coches deportivos o en los que reflejan un espíritu más juvenil. Se relaciona con la pasión y la fuerza, aunque también con el peligro. Pero tranquilo, esto no quiere decir que los coches rojos tengan más posibilidad de estrellarse, sino que simplemente lo asociamos más a la impulsividad y a lo extrovertido.

Naranja

Es un color que manifiesta entusiasmo, optimismo y acción, aunque también se suele vincular con lo exótico y divino. Si se da con el tono correcto, es una opción muy válida y tiene su aquel en coches grandes como la gama SUV.

Azul

Su principal significado es la frescura. Tengamos en cuenta que es color del cielo y del mar por lo que nos transmite calma y delicadeza. El propietario de un vehículo azul suele relacionarse con la paciencia y la amabilidad.

Verde

Representa ecologismo, esperanza, bienestar y equilibrio. A pesar de no ser un coche muy usual, los tonos oscuros quedan súper bien para berlinas elegantes y las coloraciones más claras para coches deportivos más juveniles.

Negro

Aunque los coches fúnebres sean de este color, la realidad es que es otro clásico del mercado. Denota poder, disciplina, lujo y formalidad. Las marcas suelen jugar con diferentes tonalidades por lo que si prefieres darle un toque de luz a tu coche, el gris podría ser tu color.

Ahora es tu momento, ¿con cuál te quedas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

67 − = 60