Nuestros coches gastan más combustible de lo prometido

Aunque el procedimiento de homologación de consumos cambió hace poco, los coches gastan más de lo que prometen los fabricantes. De hecho, nuestros coches gastan hasta un 20% más de lo prometido por el fabricante.

Nuestros coches gastan más combustible de lo prometido

Ya sabemos que el consumo de combustible y las emisiones de CO2 se han convertido en una obsesión desde Bruselas. A raíz de ello, han venido las etiquetas y la implementación de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). Los conductores han visto que el consumo real de su coche tiene poco o nada que ver con aquel que homologan los fabricantes en sus páginas.

Nuestros coches gastan de media un 20% más

Por primera vez en la historia se ha podido realizar un estudio realista, tomando como base consumos medios de miles de coches registrados en ITV de toda Europa. El estudio arroja que la media de consumos acumulados por coches en las ITV ha sido hasta un 20% superior al homologado por los fabricantes mediante el protocolo WLTP (Worldwide Harmonised Light Vehicle Test Procedure).

Estos datos lo recopilan las ITV a través de la prueba con OBD (On-Board Diagnostics) o OBFCM (On-Board Fuel Consumption Meter). Se llama así por el puerto del coche a través de la que se realiza. A través de esta prueba, el inspector puede acceder a todos los datos almacenados en la centralita del coche, donde se puede ver desde averías hasta el consumo real de combustible del coche. De hecho, el OBFCM es un software específico que todos los turismos y vehículos comerciales ligeros matriculados desde el 1 de enero de 2021 deben tener.

Los datos obtenidos han arrojado que los coches de gasolina consumen hasta un 24% más, y los coches diesel incrementan su consumo en un 18%. Los coches híbridos enchufables, homologan de media 1,3L a los 100km. En esta prueba han arrojado un consumo medio real cercano a los 6L cada 100km.

La realidad de estos últimos es que muchos de sus conductores optan por no cargarlos. Hay que tener en cuenta que en estos coches, cuando se agota la batería, el consumo se dispara por exceso de peso del equipo eléctrico.

Este estudio ha sido posible, entre otros, gracias a la AECA-ITV. Ha proporcionado más de un millón de datos de vehículos españoles. En paralelo, la Unión Europea ha denunciado la falsedad de datos en emisiones, que también son un 20% superiores a las prometidas por las marcas.

Deja un comentario