Cómo quitar los malos olores de tu coche

La comodidad que sintamos al volante también se encuentra vinculada a lo apacible que resulte el habitáculo de tu coche. Y sí, es ahí donde tiene cabida el olor. Lamentablemente ese olor a nuevo tan especial que tienen nuestros vehículos en sus primeros días se va perdiendo con el tiempo. Además, comer, fumar o llevar a niños pequeños también posibilita que se produzcan otros olores. Si consideras que estos son fuertes o no muy agradables para tu gusto, a continuación te explicamos cómo quitar los malos olores de tu coche a través de unas técnicas muy rápidas y efectivas.

como-quitar-los-malos-olores-de-tu-coche

Trucos para quitar los malos olores

  • Limpieza

Lo principal antes de probar cualquier otra técnica es hacer una buena limpieza. La aspiradora será la mejor aliada para eliminar cualquier suciedad o resto de polvo. Por otro lado, la bayeta humedecida con jamón neutro también será de gran ayuda para la limpieza en ese tipo de superficies y tapicerías. En este paso incluso podrás hacer uso de suavizante diluido o vinagre blanco mezclado con agua a partes iguales. Cabe destacar que si llevas sistemas de retención infantil en tu coche, también es recomendable retirar sus fundas y lavarlas de vez en cuando.

  • Bicarbonato y granos de café

Sabemos que comer en el coche no es un buen hábito además, podrían multarte por ello. El olor a comida o los restos que dejamos se convierten en caldo de cultivo para la aparición de gérmenes. Para lavar la moqueta, las alfombras o la tapicería de tu vehículo puedes usar este compuesto químico. Se deberá aplicar un poco de bicarbonato en la zona que desees limpiar y dejarlo actuar durante algunas horas (8 a12 horas) para posteriormente eliminarlo con la aspiradora. El producto se encargará de absorber el mal olor y para conseguir un mayor efecto, también se considera esparcir granos de café.

  • Carbón vegetal

Gracias a su gran poder de absorción, te ayuda a terminar con los malos olores. Solo tienes que disponer varios trocitos debajo de los asientos para evitar así que los olores se extiendan.

  • El truco del vaso

Esta técnica consiste en llenar un vaso de amoniaco y ponerlo en reposo dentro del interior del coche durante el mayor tiempo posible. Es de gran efectividad por la capacidad que posee el amoniaco para absorber olores. Una vez retires el vaso y ventiles el coche no quedará ni rastro del olor fuerte de este producto. Solo se recomienda tener mucho cuidado con no verter el líquido en la tapicería.

También puedes decantarte por una limpieza profesional. Tanto las desinfecciones profundas como los productos específicos (gases de ozono) que usan podrían acabar definitivamente con los malos olores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× 7 = 14