¿El velocímetro del coche no marca la velocidad real?

El velocímetro del coche siempre marca una velocidad superior a la real, ya que los velocímetros no suelen ser muy exactos. Esto sucede con todos los vehículos, sin importar la marca, el modelo o si los los cuadros son analógicos o digitales.

velocidad real velocímetro

Resulta que esta alteración de lo que marca el velocímetro respecto la velocidad real a la que circula el coche es totalmente legal, no es algo causal y está asumido por los fabricantes de coches.

Previamente ya habíamos comentado curiosidades sobre la velocidad de los coches, en esta ocasión desde Motoreto explicamos el motivo de esta alteración en el velocímetro de los coches.

¿Por qué se muestra una velocidad mayor en el velocímetro del coche?

El velocímetro del coche toma los datos de un imán que se encuentra en la caja de cambios, el cual ejerce como sensor formando parte de un sistema electrónico que con impulsos eléctricos, manda una señal al velocímetro. Cuanto más rápido gire la transmisión del coche, más impulsos eléctricos se envían y mayor velocidad se indica en el cuadro de mandos.

Los sensores de los frenos ABS también sirven para calcular la velocidad del vehículo, aunque es menos común ya que es un sistema antiguo. Para ello se utilizaban cables con extremos dentados.

En cuanto a los datos de velocidad obtenidos, cada fabricante pone un margen de error por exceso voluntario. Esto se hace ya que si hay un accidente cuando el coche marcaba 115 km/h, pero realmente iba a 130 km/h siendo el límite de velocidad era 120 km/h, se podría demandar a los fabricantes del vehículo. en este caso habría una multa por exceso de velocidad.

Por eso los radares que controlan la velocidad también cuentan con margen de error y las marcas de coches se protegen de forma legal para evitar problemas y medidas legales en su contra.

Legalmente los coches no pueden mostrar una velocidad inferior a la que realmente circulan. De hecho hay una normativa europea que lo regula: UN ECE Regulation 39 artículo 5.3. “la velocidad indicada no deberá ser inferior a la velocidad real del vehículo”. Así hay seguridad de que se transite más despacio, con el fin de evitar accidentes de tráfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 9 =