Las averías más frecuentes en verano

Durante la época de verano aumentan el número de desplazamientos en coche, al igual que la duración del trayecto y la carga de los mismos. Estos son factores que aumentan el riesgo de que se produzcan averías. Además, las altas temperaturas también hacen que se fuerce más la mecánica del coche y se produzcan fallos en el vehículo. Por eso, conocer cuáles son las averías más frecuentes en verano y saber cómo evitarlas, ayudará a ahorrar tiempo y dinero.

Las averías más frecuentes en verano

Cuáles son las averías más frecuentes en verano y cómo evitarlas

El aire acondicionado

Las averías del aire acondicionado en verano son unas de las más frecuentes ya que es cuando mayor uso hacemos del mismo. Un filtro sucio, una fuga de gas en el sistema o un problema eléctrico, son las causas más habituales que suelen producir un fallo. El mal olor y el caudal de aire reducido son indicadores de que algo no funciona correctamente y se debe revisar.

Neumáticos

Revisar la presión de los neumáticos frecuentemente y, sobre todo, antes de realizar un viaje largo, es fundamental para evitar pinchazos. Mantener una correcta presión evitará una de las averías más frecuentes en verano que afecta a las ruedas. Además, si la presión es baja, los neumáticos se desgastan más rápido y se consume más combustible.

El motor

En verano las averías en el motor suelen ser más habituales, ya que tiende a calentarse demasiado por las altas temperaturas y porque solemos forzarlo más. Por ello, antes de salir es muy importante revisar el nivel de aceite y de refrigerante. Evitar las marchas largas en pendiente, ayudará a evitar que suba la temperatura.

Frenos

El aumento de la carga del vehículo y el calor, hace que los frenos se sobrecalienten. Comprobar el líquido de frenos y utilizar el freno del motor, pueden ayudar a evitar averías en los frenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − = 5