Qué es el aquaplaning y cómo evitarlo

Durante las épocas frías y lluviosas, las calles suelen estar más húmedas y llenas de charcos o pequeñas lagunas. ¿Sabrías actuar correctamente ante este temporal?. En estos casos, para tener siempre un buen control de tu coche sobre la carretera, también se necesita conocer qué es el aquaplaning, por qué se produce y todo lo que se puede hacer para reaccionar a tiempo y evitarlo.

que-es-el-aquaplaning-y-como-evitarlo

¿Qué es el aquaplaning?

En primer lugar, es importante conocer la definición. Llamamos aquaplaning a un fenómeno físico que se produce cuando las ruedas del vehículo pierden la adherencia o el contacto directo con el asfalto. Esto es debido a la formación de una película de agua que intercede entre las ruedas y la carretera y que hace difícil la manipulación del coche con libertad.

Para posibilitar el aquaplaning, el asfalto debe tener una gruesa capa de agua (ocasionada generalmente durante las lluvias intensas). Al conducir a alta velocidad encima de estas capas, los dibujos de las ruedas se llenan de agua, minimizan su agarre y forman “olas” delanteras. Por consiguiente, las ruedas se elevan sobre el asfalto durante unos segundos pudiendo motivar un accidente.

¿Cómo reacciono si se produce?

La mejor opción es no realizar cambios bruscos de dirección ni de velocidad. No utilizar el acelerador ni el embrague en ningún momento y dejar que el coche se pare por propia inercia. 

Si aceleras en mitad de un aquaplaning, habrá altas posibilidades de que tu vehículo salga disparado en cualquier dirección. Por lo tanto, aunque inevitablemente entres en pánico al principio, lo más conveniente es tener paciencia hasta que el fenómeno pase.  

Claves para prevenir el aquaplaning

  • Estado del neumático

Está claro que tener un neumático en perfecto estado siempre previene cualquier tipo de accidente. En este caso, influirá en la calidad de desempeño sobre la carretera y de este modo, reducirá las probabilidades de sufrir un aquaplaning. En otras palabras, es necesario mantener una presión de neumáticos adecuada. Además, es importante que la profundidad de dibujo de las ruedas no esté demasiado desgastada, ya que esto conservará su buen agarre sobre la carretera.

  • Tipo de neumático

La forma del dibujo también influye en la aparición de aquaplaning. Hay múltiples estilos y tipos de neumáticos. Los que mejor funcionan son aquellos con surcos hacia afuera, puesto que permiten un correcto drenaje de agua. También son buenos los de dibujo asimétrico, pero por lo común, los más eficientes son los direccionales con forma de V.

  • Tipo de vehículo

También influirá en tus experiencias por carretera. En coches ligeros siempre será más fácil sufrir aquaplaning a diferencia de los SUV, los cuales tienen la tracción en las cuatro ruedas.

  • Estado del agua

Es evidente que la cantidad de agua que encontremos en el asfalto será la que facilitará el efecto de aquaplaning.  Sin embargo, los aceites y la suciedad también podrían provocar que el agua sea más resbaladiza y por tanto, deteriorar la capacidad del coche para drenarla a través de las ruedas.

  • Estado de la carretera

La conducción por vías en mal estado o repletas de charcos y balsas son poco recomendables. Siempre que puedas, evita la circulación a altas velocidades y aún más por estos caminos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

71 − = 69