Cómo lavar el coche y dejarlo como nuevo

¿Aún no sabes cómo lavar el coche para dejarlo como nuevo? Es cierto que lavar un coche de forma manual no es algo que se encuentre al alcance de todos. A veces no se disponen de suficientes conocimientos, infraestructuras o productos para llevarlo a cabo y realizarlo todo correctamente. Otras veces también influye la escasez de tiempo o la falta de ganas… Sea cual sea el motivo, en este artículo te contamos cómo limpiar tu automóvil con un acabado sobresaliente y de forma rápida.

como-lavar-el-coche-y-dejarlo-como-nuevo

Cómo lavar el coche por fuera

Sí, es posible. Puedes lavar tu coche manualmente y por poco dinero con resultados muy aceptables y no perderás más de 15 minutos. A continuación, te explicamos unos sencillos pasos a seguir.

  • En primer lugar, es conveniente acudir a los servicios de lavado con agua a presión. La mayoría de estaciones de servicio disponen de ellos y por poco dinero podremos utilizar la lanza de presión y movernos alrededor de nuestro coche durante 4 o 5 minutos.
  • A pesar de que existan varios programas solo haremos uso de dos: el primero de agua caliente con jabón y después el de aclarado con agua osmotizada. En el primer programa deberás utilizar un tercio de tiempo del servicio para que los dos restantes estén destinados a aclarar el jabón. Además, si lo consideras necesario, podrás realizar un lavado químico previo.
  • En el punto anterior se recomienda aplicar el agua con un ángulo de 30 grados (aproximadamente) sobre el plano de la carrocería de tu coche. Con una distancia de 30 cm y realizando movimientos de arriba hacia abajo. De este modo, retirarás la suciedad de una forma más óptima y eficaz, sin necesidad de repetir el proceso.
  • Recuerda los limpiaparabrisas, las llantas, la parte inferior de los parachoques, el interior de los pasos de rueda, los bajos del vehículo, las colas de escape o cualquier recoveco. En estas zonas es aconsejable aplicar agua osmotizada.
  • Haz uso de una toalla de microfibra tras aclarar el coche. Este producto es reutilizable y secará las piezas de tu coche. Realiza esta acción de arriba abajo y sigue la curvatura de la chapa. Para los faros, cristales o llantas también podrás secarlo con papel de cocina y un abrillantador.

¿Y por dentro?

En primer lugar, deberás sacar y sacudir las alfombrillas que se encuentran en el habitáculo para posteriormente aspirarlas. Así aprovecharemos para absorber también aquellos huecos que acumulen suciedad en el interior del coche. No te olvides de aspirar los espacios portaobjetos (vaciados previamente), el maletero y la tapicería. Tras aspirar la cabina y devolver las alfombrillas a su lugar, retira el polvo y las manchas que encuentres en el salpicadero y otros lugares. Para este proceso es recomendable utilizar un paño húmedo para frotar con suavidad el volante y las superficies de cuero o plástico. Recuerda terminar la limpieza eliminando cualquier mal olor que haya en tu coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

92 − 86 =